Vie 18 Dic 2015 20:32

Uruguay: Ellos "no" los encuentran, Nosotros los ubicamos.

- 647 hits - Sin voto - - - 20:32

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado

Urug Escrache

¿No los pueden encontrar?

El 3 de setiembre pasado, la jueza Beatriz Larrieu a cargo del caso de Humberto Pascaretta ( junio de 1977) citó a comparecer a 13 militares retirados como indagados, sin embargo después de un mes del pedido, el Ministerio del Interior comunicó que no se pudieron hacer efectivas ya que los citados "No pudieron ser localizados" ... ninguno de ellos.

La audiencia se suponía pasaría para diciembre...siempre y cuando el Ministerio del Interior ya los hubiera localizado. Evidentemente no ha sido el caso, el Ministerio con toda su parafernalia no ha "podido" ser capaz de encontrar a estos militares que no están precisamente escondidos. No, ellos tienen una vida pública, siguen asistiendo a los mismos lugares, siguen manteniendo su impunidad e incluso aparecen en la prensa como Armando Méndez, quien no hace mucho tuvo que ir a declarar por el caso de Héctor Amodio Pérez... ¿es que ni en el propio juzgado fueron capaces de localizarlo?

Una vez más queda patente que de la única condena de la que no podrán escapar es el de LA CONDENA SOCIAL.

Ellos no los encuentran,

Nosotros los ubicamos.

Este es el turno de CARLOS ROSSEL ARGIMON

Miércoles 23 de Diciembre, 19hrs. Plaza Cuba

fuente: red latina sin fronteras

Vie 18 Dic 2015 19:21

MURIÓ UN PRESO POLÍTICO PARAGUAYO, LA VIDA HEROICA Y LA MUERTE DIGNA DE UN PATRIOTA

- 668 hits - 5/5 de 1 usuario(s) - - - 19:21

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado

osmarSe llamaba Osmar Martínez, era un hombre valiente, con la típica vida paraguaya de campesino pobre, de sacrificios, de luchas, de sinsabores.-
Osmar fue un revolucionario, un compañero nuestro en todo sentido, un hombre que puso y dejó todo por la Revolución y el Socialismo.-
Su vida fue un aprendizaje permanente, desde la teología de la Liberación al marxismo leninismo, desde la lucha social a la lucha política, desde la solidaridad permanente hasta la decisión de tomar el poder por las vías que correspondan o que se entiendan que correspondan en una etapa determinada.-
Osmar fue un auténtico latinoamericano, un militante cabal de Nuestra América, que transitó todos los caminos de nuestras naciones en lucha, casi siempre aprendiendo.- Osmar fue un internacionalista.-
Eso lo saben bien los revolucionarios chilenos, los colombianos, muchos argentinos y bastantes mas.-
Puede que alguna vez la Historia o las organizaciones de distintos países latinoamericanos le hagan a Osmar Martínez el honor de reconocerlo como propio, como alguien que se forjó, se preparó y aprendió de cada experiencia.-
Acaba de morir como preso político paraguayo miembro de la dirección del Partido Patria Libre, murió con la misma dignidad con la que vivió.-
Nos informan que se está concentrando una importante cantidad de hermanos paraguayos para despedirlo, nos congratulamos de ello.-
Hacia principio de este año 2015, una delegación de cuatro compañeras y compañeros de la Gremial de Abogadas y Abogados viajó a la querida República del Paraguay con el objeto de continuar las tareas de coordinación con organizaciones hermanas, con colegas, y con compañeros y familiares de los presos políticos.-
Para la Gremial de Abogados los presos políticos paraguayos, así como los peruanos, son considerados al mismo nivel que los propios, por eso ha sido una práctica permanente la solidaridad con esos inmensos seres humanos como son las presas y los presos políticos.-
La visita implicaba también “recargar combustible moral” para continuar con nuestras tareas, muchas veces llenas de sinsabores, y mucho dolor como es la defensa de los presos políticos.- Y en ese plan visitamos a varios de ellos, tanto en las Unidades de hombres como en las de mujeres, y como siempre, no nos defraudaron, salimos mas fortalecidos de lo que llegamos.- A pesar de la tristeza que nos produce la situación de esos compañeros y compañeras, sus historias personales de vidas, su entrega, su sacrificio, de todas formas siempre esas visitas nos fortalecen, nos alegra la vida, y nos advierte que no todo está perdido y que vale la pena luchar y ser solidario con los que luchan.-
Al charlar con las compañeras y compañeros presos paraguayos nos convencemos de que se trata de seres que no pueden ser doblegados y que en algún momento ellos, los nuestros, redimirán estas tierras azotadas por el desprecio, la codicia y la impunidad de los poderosos.-
Y en esa visita pudimos verlo y charlar con Osmar Martínez, el muy conocido dirigente del Partido Patria Libre paraguayo.- 
Osmar nunca estuvo alojado en una Unidad carcelaria, sino en una Unidad policial, en la tristemente célebre Agrupación Especializada
De la Policía Nacional, la misma que produjo la matanza de Curuguaty.- Ahí, rodeado de comandos altamente adiestrados, en una celda individual, en aislamiento, estaba Osmar Martínez, condenado a 35 años de prisión y con mas de diez de padecimiento.-
No lo vimos bien, estaba con suero, recostado, y convaleciente de algo compatible con un infarto.-
Así y todo nos sorprendió su lucidez, la profundidad de análisis y de síntesis cuando nos dio su opinión tanto sobre la situación nacional o latinoamericana como la del proceso interno de las diferentes organizaciones paraguayas.-
Lo encontramos muy pálido, débil, y nos comentó que lo había atendido un enfermero quien apenas le suministró pastillas y nada mas, tenía terribles moretones fruto de la impericia o brutalidad con la que le colocaron el suero.-
De médico ni hablemos.-
Nos refirió los complicados trámites burocráticos y en especial judiciales para que pueda ser revisado por un médico y nos hizo reir a todos cuando nos comentó que la Jueza de Ejecución no le aceptaba sus escritos “porque no estaban hechos a máquina”.- En fin, cosas de las cárceles, cosas de las luchas revolucionarias.-
Lograr el traslado a un Hospital era impensable, y la única opción posible, un médico particular, estaba fuera del alcance de Osmar como de cualquier preso político paraguayo e igual de complicado el trámite judicial.-
Nos sorprendió el profundo conocimiento de las diferentes organizaciones revolucionarias latinoamericanas, en muchas de las cuales se preparó e instruyó.- 
Y por supuesto, la mención a nombres de hombres y mujeres que hoy son parte integrantes del poder en sus países y que lo conocen perfectamente, incluyendo por supuesto el Paraguay del Presidente Lugo.-
En el viaje de vuelta, nos comunicamos con el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, una entidad pública autónoma, relacionada con el cumplimiento de los protocolos contra la tortura de la ONU, para pedirles que intercedieran ante las autoridades y la jueza de ejecución.
Algunos de nosotros conocimos a Osmar ese día, y volvimos hablando de la formidable impresión que nos causó. Por su entereza, su humildad; por la profundidad de su preparación, de su compromiso; por la seriedad con que asumía su rol de militante de vanguardia y de dirigente.
También percibimos la huella de sinsabor y amargura con que refería, por lo demás sobriamente y sin necesidad de demasiadas particularizaciones, el aislamiento, el desentendimiento, la negación, y, en muchos casos, la agresividad condenatoria, con que prácticamente toda la izquierda y el eventual progresismo paraguayo trataron y siguen tratando a todos los presos políticos, con escasas excepciones en cuanto a quienes reciben un trato diferente de, también, excepciones solidarias.
Por supuesto, que Osmar, que había sido un notorio dirigente de primera línea de la izquierda paraguaya, no era un desconocido para ellos ni ellos para él; como tampoco lo son la mayoría de los presos políticos allí, con la probable excepción de los campesinos más humildes y del Paraguay profundo, que sí son perfectos desconocidos para el común de la izquierda paraguaya, básicamente urbana.
Unas semanas después, cuando elaborábamos un informe para recabar solidaridad internacional, le pedimos que nos hiciera una breve semblanza de los tramos iniciales de su militancia. Nos dijo:
“A los 15 años, actuaba en la Iglesia, enseñando catecismo, predicando, organizando actividades de solidaridad. Luego del servicio militar, a los 19 años, viajé a Buenos Aires, donde me vinculé a un grupo misionero juvenil de la Parroquia de San Patricio, allí donde la dictadura argentina asesinó a tres sacerdotes y dos seminaristas. Al regreso a Caaguazú, ya influenciado por la Teología de la Liberación, comencé a trabajar con grupos de jóvenes campesinos, analizando la realidad, en lo que les afectaba y viendo qué se podía hacer como cristiano frente a ella… Utilizábamos el método del Ver, juzgar y actuar, de Paulo Freire… esta tarea y visión liberadora, nos trajo conflictos con la cúpula clerical… aun así, teníamos sacerdotes que nos acompañaban, como asesores…tuve la responsabilidad de ser líder juvenil a nivel de mi diócesis, y en su representación viajé al Primer Congreso latinoamericano de jóvenes cristianos, en Cochabamba, con motivo de los 500 años de la colonización, en donde rechazamos que pudiera tomarse la fecha como una celebración de la evangelización. Esa militancia en la Iglesia de base me llevó a la militancia política en Patria Libre, en 1993. Y después, en el 94, ya comencé a militar solamente en política. Y muchos de los jóvenes que eran mis compañeros en la Iglesia, pasaron conmigo. En Patria Libre, siempre se respetó la creencia religiosa, la mayoría de los líderes campesinos éramos de origen cristiano, católicos con influencia de la Teología de la Liberación…. Considerábamos que ningún cristiano verdadero podía apartarse de la realidad sociopolítica… yo siempre usé mi formación cristiana para trabajar en las bases campesinas, muchos cristianos incorporamos a las filas políticas… por eso crecimos rápido y tuvimos mucha aceptación en las bases campesinas, en su mayoría miembros activos de la base cristiana, pero todos venían de la Iglesia Católica, porque los creyentes de sectas, eran más cerrados, no se interesaban en la realidad social y política, al menos en mi experiencia militante”.
El movimiento Patria Libre, del cual Osmar fue uno de sus dirigentes fundadores, constituyó, como parte de su accionar político, un partido con el mismo nombre que participó de distintas elecciones nacionales y regionales, hasta que comenzó a sufrir durísimos golpes represivos. Primero, tres de sus principales dirigentes fueron secuestrados y torturados en un centro clandestino de la policía y la fiscalía paraguayas. Liberados, inauditamente, por una multitud que se dirigió al lugar, alertada por la denuncia de un familiar de uno de los secuestradores, debieron finalmente exiliarse en Brasil, donde permanecen. Luego, se descargó sobre los militantes un gigantesco armado que concluyó con más de 20 condenados a larguísimas penas y las mismas miserables condiciones de cárcel del resto de la población carcelaria paraguaya (y en varios casos, como el de Osmar, más crueles aun).
Osmar fue condenado a 35 años de cárcel por el secuestro y la muerte de Cecilia Cubas, una joven empresaria, miembro de la oligárquica clase gobernante del Paraguay; hija del ex presidente Cubas, que huyera en su momento a Brasil, con toda su familia, después del asesinato de su vicepresidente y la masacre por francotiradores policiales de varios jóvenes paraguayos en las movilizaciones de repudio a tal crimen. En Argentina, nos relacionamos tristemente con esta gigantesca operación de destrucción de una organización popular, en ocasión de la cárcel, el proceso de extradición y la expulsión final de 5 compañeros de Patria Libre y uno del Movimiento Agrario y Popular (organización campesina) por parte del actual gobierno. (Para evitar malentendidos: estamos escribiendo en las primeras horas del 8 de diciembre. Nos referimos al gobierno de la Dra. Fernández de Kirchner y su fiel escudero, el Dr. Aníbal Fernández, que no habrán sido fieles a las tradiciones de solidaridad de nuestro pueblo con el paraguayo, pero sí lo fueron con sus promesas a la familia Cubas, al “ingeniero Blumberg” y al embajador stronista del Paraguay, hechas en aquel 2006 en que los 6 fueron detenidos, cuando confiados en “el gobierno de los derechos humanos”, vinieron a pedir refugio político a la oficina ministerial correspondiente).
Osmar, por su parte, estaba preso desde 2005.
Ayer, 7 de diciembre, alrededor del mediodía, publicó en su página de una red social, gracias a ese realismo mágico tan propio de nuestro querido Paraguay, su opinión de militante y de revolucionario sobre las elecciones del domingo en Venezuela, así como hace unas semanas hiciera lo mismo con las de nuestro país.
Allí decía, entre otras cosas:
“Ninguna derrota de los movimientos populares en la Patria Grande de América Latina es buena, ni debe ser festejado por los revolucionarios, pero tampoco podemos ser ciegos y ser una izquierda utópica que no [viera la] realidad a la que se exponían desde hace mucho tiempo los que aceptan la regla de juego de la convivencia "Pacífica" entre explotados y explotadores y dirimir la toma del poder a través de votaciones "Democráticas"...
[la oligarquía venezolana utilizó] Y miles de otras formas de presión, de extorsión, de imposición, de obligación ¿y hablan de triunfo democrático? ¿De convivencia “Pacífica”? ¿esto no es violencia? Si señores, es violencia camuflada. Y es por esto y más que los revolucionarios no pueden hablan de convivencia pacífica entre opresores y oprimidos…. El papel de "moral democrática", de "ética electoralista", de " convivencia pacífica entre clases antagónicas" no cuadra con el de un revolucionario”.
A las 18 hs., aproximadamente, los compañeros de Paraguay nos informaban de su fallecimiento.
Había sido sacado de su celda para hablar con una autoridad policial, justamente por un trámite que había empezado hace varios días para que la jueza de ejecución autorizara que lo vieran médicos más apropiados. Volvió bromeando.
Unos minutos después, sus compañeros de prisión escucharon un fuerte ruido. “Cayó sin poder atajarse”, nos cuentan. “Se rompió los dientes en la caída”. El proceso de ayuda “médica” en el lugar fue largo. Más larga todavía fue la espera para que lo trasladaran a un centro de atención fuera del cuartel (resulta obvio que dentro no hay nada que se le parezca).
La jueza que recibió el pedido de atención médica el 25 de noviembre y nunca contestó, se llama Ana María Llanes Ferreira. Adjuntamos copia del escrito que se le presentó y que Osmar tenía en sus manos al derrumbarse.
La que fuera abogada de su hermano, luego absuelto, en el mismo juicio de Osmar y sus compañeros; y que luego lo representara en sus denuncias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Raquel Talavera, nos cuenta de la mamá de Osmar, que agrega a sus tantos dolores de madre campesina de revolucionarios, el de esta muerte temprana y cruel. Él nos contó que, como venía del campo, de lejos, y era lógicamente pobre, habían conseguido autorización de algún jefe policial para que, en sus visitas, ella se quedara a dormir en la celda para aprovechar el fin de semana, antes de regresar a Caaguazú. Su otro hijo, optó por vivir en Argentina, ante las persecuciones que no se detenían ni se detienen en detalles leguleyos como absoluciones.
Raquel dice que habrá que ver cómo puede solventar la mamá, los gastos del traslado y entierro del compañero.
Osmar Martínez tenía 47 años.
Se ha dicho que hay épocas en la historia de los pueblos donde a la dignidad hay que buscarla en las cárceles. Osmar, en Asunción del Paraguay, murió como acostumbra morir con demasiada frecuencia la dignidad en estos tiempos y en estas tierras; como muere en Perú, en Chile, en Colombia, en Puerto Rico y en tantos lados: encarcelada, pero confiada y altiva.
Gracias, Osmar por todo lo que nos diste, por agregar mas sentido a lo que hacemos.-
Un fuerte abrazo.
ASOCIACIÓN GREMIAL DE ABOGADAS Y ABOGADOS
República Argentina,
Diciembre 2015
muerte de Osmar
Mar 03 Nov 2015 22:51

ARGENTINA: JORNADAS DE SOLIDARIDAD POR LA LIBERTAD DE PRESOS POLÍTICOS DEL PERU

- 855 hits - 5/5 de 2 usuario(s) - - - 22:51

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado

libertad presos politicos peru

¡SOLIDARIZATE CON LA LUCHA POR SU LIBERTAD!

300 prisioneros politicos del Perú, a los que se les niega derechos fundamentales y todos los beneficios penitenciarios, y lo más grave; a tres de ellos: Margot Liendo, Victoria Trujillo y Osmán Morote, se les ha negado la libertad aunque hace dos años ya cumplieron su condena (de 25 años de prision efectiva), negación de libertades que se pretende extender a todos los prisioneros politicos.

JORNADAS DE SOLIDARIDAD CON MOTIVO DE LA LLEGADA DE LA COMISIÓN DE ABOGADOS Y FAMILIARES DE LOS PRISIONEROS POLÍTICOS DEL PERÚ.
Convocamos a todas las organizaciones sociales, políticas, de Derechos Humanos y a la sociedad cordobesa en general
Los esperamos!

martes 3 de Noviembre 18 HORAS EN CTA CAPITAL: Independencia 766 - C.A.B.A.

Lun 16 Nov 2015 11:58

GREMIAL DE ABOGADOS: PIBE CON CAUSA ARMADA, CONTENTOS PERO NADA QUE FESTEJAR, AGRADECIDOS

- 713 hits - 5/5 de 3 usuario(s) - - - 11:58

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado
sooares quilmes
El 11-11-2015 finalmente se llevo a cabo el juicio oral ante el Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil Nro 2 de Quilmes donde se imputó a un niño de graves delitos y donde actuaba el Fiscal que solicitó sanciones a nuestro compañero Eduardo 'El Negro' Soares.
Todo resultó como siempre lo dijimos: el Juicio desnudó las carencias y limitaciones de una Justicia mediocre, de Ministerios Públicos Fiscales que acusan sin pruebas, de Defensorías oficiales que dejan sin asistencia a los pobres y de arbitrariedades policiales interminables.
No le costó mucho a la Defensa que llevó a cabo el Negro Soares, demoler lo poco con que temerariamente la Fiscalía pretendió condenar al joven a muchos años de prisión.
Recordemos que en mayo del 2014 un pibe de 16 años salió de su casa a la mañana, fue a comprar a un almacén a media cuadra y cuando regresó se le lanzaron encima los tripulantes de dos patrulleros de la Policía de la Pcia de Buenos Aires pretendiendo detenerlo. Un chico pobre de un barrio pobre hijo de un estibador portuario.-
El joven ingresó a su casa y los policías rompieron la puerta de una reja perimetral y luego al no poder romper la puerta del ingreso pese a los esfuerzos rompieron la ventana y con arma en la cabeza sacaron al chico de los pelos y lo golpearon salvajemente.
Lo acusaron del robo con armas de una moto, de tentativa de robo del arma reglamentaria y lesiones a uno de los policías y de atentado y resistencia a la autoridad.
La fiscalía llegó segura que probaría sus afirmaciones en el Juicio solo con las actas policiales que era lo único con que contaba. Nunca hubo actividad jurisdiccional, no hubo trabajo de la Fiscalía ni del Juez. Solo actas y testimonios brindados por y ante la autoridad policial que 'arma' causas a fin de justificar sus actuaciones.
La causa era una mas de las tantas que la Gremial defiende, de las que estamos acostumbrados y que hubiéramos trabajado para lograr la absolución del joven sin que nadie hubiera tomado conocimiento.-  De un hecho mas de arbitrariedad policial entre tantos cientos de todos los días. Era además una causa que nuestro compañero la tomó como parte de su trabajo de abogado y no como una causa política o politizada, ni siquiera en nombre de la Gremial de Abogados.
Pero todo cambió de rumbo cuando en la audiencia donde se determinó que la causa iba a juicio nuestro compañero le enrostró la farsa policial al Fiscal manifestando que se trataba de "una típica causa armada por la policía, convalidada por la Fiscalía"  lo que le valió un pedido de apartamiento de la defensa y requerimiento de sanciones a los colegios de abogados "por falta de Decoro".
A partir de tal situación fue que la Gremial de Abogados decidió hacer pública el pedido de sanción y solicitar acompañamiento a nuestro compañero colega.
No podemos dejar de agradecer la interminable e infinita lista de organizaciones, compañeros y compañeras de los mas diversos orígenes y pertenencias políticas, legisladores de prácticamente todas las bancadas y muchísimos y muy prestigiosos colegas y organizaciones de colegas.
Así llegamos al juicio del 11 de noviembre.
Una vez mas se le pidió al Tribunal que evite producir semejante farsa sin perjuicio que se demostraría la misma durante el debate.
Se plantearon las nulidades de la causa solicitándole al Fiscal que acompañara el pedido y al Juez las declarara. Éstas versaron sobre la ausencia de defensa técnica y eficaz a cargo de la Defensa Pública, de ausencia de intervención del Ministerio Pupilar, de control por parte del Ministerio Fiscal de las actuaciones policiales. 'Tenemos la oportunidad de salir por la puerta grande: la Constitución y así dar un señal a la Justicia, a la sociedad y al joven' reclamó el Negro. El Fiscal empecinado en sostener las actuaciones policiales solicitó se rechace el planteo que fue así como resolvió el Juez. Comenzó el juicio.
La Fiscalía presentó cuatro testigos, las dos supuestas "victimas" y dos capitanes de la Bonaerense que detuvieron al niño.
La Defensa llevó cuatro testigos del barrio y cinco testigos de concepto entre ellos Nora Cortiñas quien conoce al chico desde muy niño porque acompaña a su padre a la Plaza de Mayo en apoyo a las Madres.
En menos de una hora, terminados los interrogatorios a los "damnificados" el fiscal se vio obligado a desistir de la acusación de robo con armas a una moto porque era insostenible, imposible de seguir adelante y debió pedir la absolución en ese delito.
Mantuvo la acusación de tentativa de robo de la pistola del policía, lesiones y atentado y resistencia a la autoridad.
Menos de una hora mas se tardó en salir todos azorados con las manifestaciones de los dos capitanes de policía quienes dijeron sin ruborizarse que habían recibido un llamado del 911 alertando de un robo producido por un jóven "de tez morena que vestía una campera o pullover marrón" y con esos datos se dijeron a si mismos "no será ese?" cuando vieron a un pibe y se le tiraron encima.
No buscaban a "un jóven de tez morena" en Puerto Madero sino en Florencio Varela, en el Sur profundo del Gran Bs.As.
Quedó claro que las actas policiales que afirmaban que la detención fue en la calle y que el chico se resistió, lesionó a un preventor e intentó quitarle su pistola eran falsas. Los propios capitanes bonaerenses en sus alevosas contradicciones terminaron reconociendo que la detención fue en el interior de la vivienda sin orden judicial y que no hubo nada de lo que las actas consignaban.
El Fiscal debió retirar toda acusación y solicitar él mismo la absolución del joven.
En el interín quedó un nuevo entredicho entre el Fisal y el Negro y un nuevo pedido de sanción, pero a esta altura eso ya era inviable. Tanto como el anterior pedido de sanción.
Las adhesiones y pedidos que le llegaron al Juez fueron tantas y de tal magnitud y entidad que debió referirse a ellas apenas iniciado el debate indicándole a la Defensa que se tomaba nota de cada una de ellas pero que no eran necesarias porque -indicó- el Tribunal le garantizaría a la Defensa todos sus derechos. Y además se diferenció de la Jueza de instrucción quien hizo caso al pedido del Fiscal y libro oficios a los Colegios de Abogados para que sancionaran al Negro.
La defensa solo necesitó del imprescindible testimonio de Nora Cortiñas y derribó totalmente reduciendo a escombros las pruebas de la fiscalía. 
Sin embargo queda el gusto amargo de saber que si este pibe no contaba con una defensa adecuada hoy estaría condenado a varios años de prisión. La impotencia de saber lo que es la Justicia en un sistema de explotación y miseria. La bronca contenida de tener la certeza de que el Fiscal triunfa sin realizar ni una sola actividad, que en este sistema solo alcanza con la versión policial. Y lo peor de todo, lo mas grave: la ausencia de defensa, peor que una defensa mala o con limitaciones es una defensa que no está. La defensa oficial NO ESTUVO NUNCA, ni siquiera en el sublime momento que debe estar un defensor que es en la declaración indagatoria.
Y eso se convalida siempre en todos los estratos de la Justicia, desde un oscuro fiscal que persigue niños pobres hasta los mas altos Tribunales.
No podemos dejar de asombrarnos por las contradicciones existentes entre lo que dicen altos funcionarios judiciales, académicos del Derecho, profesores, eruditos e intelectuales de la Justicia y lo que son ellos mismos cuando la administran.
Y de la brecha cada vez mas ancha que hay entre los que ejercemos el Derecho en la mugre de las trincheras como son las Mesas de Entradas de Fiscalías y Juzgados, y los expedientes judiciales y los que lo hacen el la pulcritud de los Despachos o las aulas académicas.
Estamos en el mismo Mundo, solo que decidimos estar del otro lado del mostrador del sistema.
Esta es la Justicia contra la que nos enfrentamos.
La causa salió bien, un trabajo personal del Negro Soares, algo que era inicialmente simple, terminó en un hecho de ribetes institucionales.
Pero si no hubiera sido el Negro como abogado conocido, si no hubiera sido justo el hijo de un estibador portuario allegado a las Madres, si no hubiera aparecido la Gremial a denunciarlo y sobre todo, si el pibe, como cientos de pibes pobres (sean o no autores de los hechos que se les imputan) hubiera continuado siendo defendido por el Defensor Oficial, hoy engrosaría las cárceles de los marginales, de los "joven de tez morena".
Muy agradecidos a todos y todas, pero nada para festejar y mucho por trabajar.
 
ASOCIACION GREMIAL DE ABOGADAS Y ABOGADOS
República Argentina
Noviembre 2015
Sáb 31 Oct 2015 22:27

Amedrentan con sanción al abogado Eduardo Soares por denunciar connivencia entre la fiscalía y la policía

- 801 hits - Sin voto - - - 22:27

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado

nora soares ezquivel2

 

Hace más de un año al abogado Eduardo Soares le tocó defender a un menor de 16 años, hijo de un militante portuario. Al chico lo habían sacado de su casa rompiendo la puerta y ventanas, sin orden judicial y lo vincularon en una causa armada, acusándolo de un robo que no sólo no cometió sino que tampoco se produjo.

El expediente de la actuación judicial no es judicial porque no hay actas judiciales.
Todo, absolutamente todo lo actuado fue exclusiva y excluyentemente policial.

Cuando llegó el momento de la primera audiencia para determinar si la causa debía ir a juicio se encuentran cara a cara con el Fiscal, quien plantea que está todo probado y la causa tiene que ir a juicio. Soares le responde que se trata de una típica causa armada por la policía, carente de todo tipo de pruebas y que las constancias son todas falsas. Y agrega expresamente que todas esas actuaciones truchas han contado con el aval de la Fiscalía a quienes critica duramente.
En ese momento se produce un gran incidente donde el Fiscal interrumpe el alegato de Soares, la jueza también y le dicen que no van a permitir que alegue y diga esas cosas. El Fiscal exige que lo sancionen y la jueza hace lugar y determina que hay que pedirle a los Colegios de Abogados de Capital y de San Isidro donde está colegiado, que le implanten una sanción "por falta de decoro". También requirieron que lo separen de inmediato de la defensa del chico.

Solidaridad

Ahora, el 11 de noviembre, el “Negro” Soares tiene que comparecer a Juicio oral. Ante tal atropello, se solicita no sólo el acompañamiento al Juzgado, sino también unas breves líneas dirigidas al Juez del Juzgado Penal Juvenil Nro. 2 en la causa Nro. 2099, planteando la preocupación porque en el juicio no le permitieron expresarse libremente y ejercer la defensa sin restricciones de palabra y de planteos.  Sin que por ello tengan que sancionarlo.

MODELO DE NOTA PARA EL JUEZ

Señor Juez del Juzgado de Responsabilidad Juvenil Nro. 2 Departamento Judicial de Quilmes Avda. Hipólito Irigoyen 107 Quilmes Pcia. de Buenos Aires REFERENCIA: CAUSA Nro. 2099/15 Imputado menor Mario Agustín Luna Fulano de tal (el o los nombres que corresponda) en la causa Nro. 2099/15 imputado el menor Mario Agustín Luna, interviniendo la defensa del Dr. Eduardo Néstor Soares, nombre de (ONG o el colectivo que corresponda o en nombre propio)

Nos dirigimos a V.S. a fin de manifestarle lo siguiente: Tenemos a la vista el acta de de Elevación de la causa a juicio donde se ha dispuesto notificar a los Colegios de Abogados de Capital y San Isidro para sancionar al Defensor Dr. Soares por sus dichos relacionados con el alegato en la audiencia.- Como (persona u organización solidaria) con los perseguidos por causas armadas por el aparato policial, por torturas o arbitrariedades institucionales y además por haber presenciado las defensas ejercidas por el Dr. Soares, nos vemos obligados a decirle que jamás hemos visto que se intentara sancionar a un abogado por sus alegatos defensistas.- El Abogado defiende y los dichos de su defensa no pueden ser motivo de sanción cuando se efectúan con respeto tal como surge del acta de la audiencia.- Todo ello sin contar con el gran conocimiento que tenemos del Defensor en este caso.- El fiscal y la Jueza intentaron coartar el ejercicio constitucional de la defensa pretendiendo sancionar al defensor por el simple hecho de ejercer la defensa que le fuera encomendada.- Nos atemoriza y nos preocupa semejante actitud si nuevamente ahora el mismo representante del Ministerio Público intentara una vez más -ahora en el próximo Juicio- afectar el derecho constitucional a la defensa cortando su alegato o con la amenaza de sanciones.- Señor Juez mantenemos la esperanza de que se impida cualquier arbitrariedad que implique condiciona los dichos del Defensor en el juicio.- No sería ni justo ni etico.- Sin más lo saludamos con la consideración que Ud. se merece.- (firmas)