Vie 12 Dic 2014 00:56

OBNUBILACIÓN DEL PENSAMIENTO CRÍTICO

- 1729 hits - Sin voto - - - 00:56 -

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado
 

MarxandtheGlobalCrisis CarlosLatuff

Por. Lic. Froilán Marín Poma - DOCENTE UMSA

El pensamiento crítico es un proceso intelectual y cognitivo que induce al individuo hacia la realización de procesos intelectuales complejos, tales como inferencias, análisis, reflexiones, elucidaciones y discernimientos que son esenciales para que el individuo posea una conciencia diáfana y clara de su realidad; convirtiéndose consecutivamente en un proclive protagonista de la transformación social y económica de su entorno, que hoy en día se hace necesario e indispensable por la azarosa situación en la que lastimosamente se encuentra ella (realidad capitalista plagada injusticia, miseria, desigualdad, discriminación, corrupción).

El individuo actualmente, carece de este pensamiento o si la posee está muy disminuida y/o alicaída, la razón de esto estriba en que la realidad (capitalista) se ha encargado de obnubilarla, de empujarla hacia un abisal  de somnolencia mental y pérdida de la bitácora acerca de las adversidades que acaecen en ella, esto debido al proceso sutil de lavado cerebral que está gestando constantemente esta realidad, que entre comillas ha embadurnado el entorno del individuo con un matiz de modernización, industrialización y mecanización efervescente, suscitando un efecto pernicioso en el pensamiento y modo de proceder del individuo, llegando a automatizarlo y masificarlo.

En vista de esto es que el pensamiento de los individuos se ha tornado pasivo, acrítico e irreflexivo; en otras palabras su pensamiento ha quedado obnubilado (ofuscado y turbado), este podría decirse que es un estado mental en el que el individuo ya no piensa y razona con tino y lucidez, que se encuentra somnoliento o sumergido en un eutanasia mental, ya que sólo así podría explicarse el proceder frugal, trivial y banal que lleva tras sí, y que no le permite avizorar y trastocar su azarosa realidad.  

Este estado de obnubilación del pensamiento crítico es producto de una deliberada y malsana intención de la realidad que oculta a sus sibilinos artífices, ya que de esa manera ellos pueden salvaguardan su plétora situación económica y su holgada posición política y social.

Hace tiempo atrás ya un intelectual latinoamericano, Eduardo Galeano, había develado que la realidad está incidiendo negativamente en el pensamiento de los individuos, adormeciéndolos para mantener una realidad atestada de iniquidad: “Para perpetuar el estado de cosas vigente en estas tierras donde cada minuto muere un niño de enfermedad o de hambre, es preciso que nos miremos a nosotros mismos con los ojos de quien nos oprime. Se domestica a la gente para que acepte este orden como el orden natural y por lo tanto eterno”.

En consecuencia, se precisa con urgencia despabilar el entendimiento para azuzar al pensamiento crítico, puesto que esta realidad así tal cual es no puede mantenerse inerte e incólume, es necesario gestar el cambio, trastocando la inopia condición mendicante del individuo y la lacerante realidad atiborrada de podredumbre, sordidez, felonía, injusticia y corrupción. En este cometido habrá que vadear y/o sortear los artilugios de obnubilación, somnolencia y adormecimiento que deletéreamente emplea con desdén y malquerencia esta realidad y sus apologistas en detrimento del pensamiento crítico.

 

Galeano, E. (2001). El descubrimiento de América que todavía no fue. Santa Fe Bogotá – Colombia. Editorial: Panamericana.             

comments