Jue 24 Oct 2013 19:02

COMPRENDIENDO QUE MUEVE EL DELITO

- 1769 hits - Sin voto - - - 19:02 -

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado
 

              delincuencia enemigo o consecuencia social                           

por: Lic. Roger John Rojas C.

A  través de la evolución del hombre el delito ha despertado particular interés en conocer su origen, sus causas y por consiguiente la forma de combatirlo.

La infancia del genero humano, eran épocas de ignorancia y  el hombre para explicarse los fenómenos se puso a inventar dioses, fue así que las primeras explicaciones del delito tuvieron carácter religioso.

En  el proceso evolutivo pueblos antiguos como el pueblo Hebreo, Egipto, China, Israel, Grecia, Roma  analizaron la forma de castigar estas desviaciones.  Platón, decía al respecto que el crimen es producto de la miseria.

Durante la edad media el  pontificado represento la institución judicial.  En este periodo las sanciones eran desproporcionadas. A los pobres sanciones larguísimas y a  los ricos  invitaciones a confesarse para luego ser puestos en libertad.

Intervienen Martín Lutero y John Calvino proponiendo la libertad del hombre en cuanto a la vida se refiere. Se  crean cárceles  para no quitar la vida a los infractores, sino para readaptarlos.

Cesar bonnezana, considera que las penas deben ser proporcionales, las más humanas posibles y  propone el principio de igualdad. Con la Revolución Francesa el pensamiento de Beccaria se plasma en las constituciones.

Surge la escuela positiva con los apóstoles de la criminología  y se empiezan a estudiar las causas del delito. Cesar Lombroso, Padre de la Criminología menciona que el delincuente tiene características anormales fisiológicas, hereditarias y atávicas.

Su alumno,  Enrrico  Ferri atribuye el delito como una responsabilidad social y que este es resultado de factores sociales  que influyen en la conducta humana,  razones por la cual el hombre es delincuente por causas ajenas a su voluntad. 

Rafael Garofalo, también   seguidor de Lombroso establece distingue delitos de Piedad y Probidad.  El primero atenta contra la integridad de las personas, el segundo contra los bienes. 

En base al análisis de estos antecedentes vemos que el régimen medieval de penas desproporcionadas se  mantiene hasta hoy en las sociedades. Observando  a diario hacinamiento para pobres y comodidades para ricos. Desigualdades  garantizadas por el sistema.

Juran administradores de justicia, pero estos mismos han tenido una vida de corrupciones. No es de asombro ver que la noble profesión del derecho esta hoy al servicio de la clase dominante actual,  por tanto las leyes que esta emana no son del agrado de todos. 

Las políticas gubernamentales no son claras y cambian al calor de la pasión. Los gobiernos invierten en políticas de partido, no así en políticas de educación, salud o de mejores  condiciones materiales  para su  población con las cuales si existiria posibilidades de hacer frente al delito.

Y es que la naturaleza de los individuos, depende de las condiciones materiales.”  (Carlos Marx, “La Ideología Alemana”).

Entonces una  persona que no tiene las condiciones materiales y oportunidades necesarias para subsistir, busca otra opción: El  delito o la Prostitución. Tal cual señalaba  “No es la conciencia del hombre la que determina su ser, si no por el contrario el ser social determina su conciencia”. (Carlos Marx, “Critica a la Economía Política”).

 

Combatir  el delito no es construir  penales o crear leyes mas duras que no solucionaran el problema de fondo, sin antes haber comprendido las causas que han llevado al individuo a cometer la infracción o el delito. Combatir el delito es invertir en las necesidades más urgentes y  básicas que no han sido saciadas.

 

*Docente  Facultad Derecho – U.P.E.A       

comments