Dom 19 Abr 2015 22:39

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado
 

jesus cornejo libertad

por: Carlos Meraty

El proceso económico peruano y su carácter de país primario exportador, desde la colonia hasta nuestra actualidad, se desenvuelve  en pugna constante de los que tienen todo y los que no tienen nada.

Opresores y oprimidos han estado en constante pugna como legitima expresión de la lucha de clases, hoy nuestra sociedad peruana pasa por diversas manifestaciones de esta pugna histórica y social. La envoltura ambientalista que mucho partidos ven como la causa, es en el fondo una causa política y económica. Una lucha por la defensa de la tierra y la humanidad, el proyecto minero Tía María como muchos otros proyectos inviables se enrumban a los planes económicos del Estado, y de esta manera mediante la lucha mediática y policial con lo que cuenta la clase burguesa, buscan una vez más su implantación a costa de sangre, muerte y sudor de la clase campesina.

 Ante este dilema y como posición de contraponer la lucha de las grandes mayorías urge la inmediata necesidad de seguir organizando desde abajo, para la legítima defensa de su tierra.  La tan sonada ley de “Consulta previa”, que en la práctica no permite un NO como respuesta, es una ley  vacía e hipócrita que solo ratifica aún más la dominación de la clase burguesa.  El proyecto de Tía María , está situado en un lugar como muchos que existe en nuestro territorio vulnerable , El Valle del Tambo está caracterizado por la predominancia de la actividad agrícola y pecuaria, la primera aporta con el 97% de su producción al abastecimiento de todo el sur del país, mientras que la pecuaria lo hace con el 88%. Además, el valle da empleo a más de quince mil familias y produce cerca de 320 millones de soles de utilidades al año. Este valor económico está muy por encima de lo que puede representar el proyecto minero, del que nunca se ha hecho un estudio de costo beneficio. A pesar de ello, el 71.2 % del territorio provincial se ha concesionado y está pendiente de aprobación de  nuevos proyectos mineros.

La organización del pueblo de tía María, como los pueblos del mundo no dejo esperarse. Ante todo ello el Estado busca a son de la fuerza física implantar y desarrollar el camino de la clase burguesa, el camino burocrático. La detención del líder Jesus Cornejo, es parte de la estrategia de criminalización contra las luchas del pueblo, y con ello toda la maquinaria legal que encubre su denominado “resguardo del orden público”.

El desarrollo de las luchas del pueblo de Tía María, es una lucha que compete a la humanidad entera, mientras estas trasnacionales monopólicos destruyen los recursos naturales y empobrecen más y más a nuestro pueblo. A nivel político vemos el papel del gobierno como abierto cómplice y títere de los poderes económicos, a nivel económico el accionar de enrumbar hacia el bicentenario al país, como uno de los que van por la vía del desarrollo económico. Sumergiendo más y más al país dependiente y subordinado, que llora como un mendigo sentado en un barco de oro.

 

 

 

 

En este contexto de luchas sociales, políticas, dónde la violencia de nuestro pueblo de explaya desorganizadamente.  Violencia usada contra la violencia y la máquina que es el Estado.  Es en este contexto dónde los izquierdistas, esos de antaños y los nuevos revisionistas de nuevo cuño que se esmeran oportunistamente en formar su frente  para el circo electoral del 2016.  Sin forjar tribunos populares de las mismas bases, que sean el soporte de la lucha de agitación y propaganda bien direccionado con bases amplias y fuertes.

Nuestro pueblo nos enseña, es en ellas dónde está el insumo de aprender y conocer  correctamente la lucha que tenemos que encaminar. Lucha política con firmes principios y con una claridad en defender los derechos de nuestro pueblo, que lucha explosivamente.

Teniendo en cuenta la inviabilidad social y ambiental del proyecto, así como los lamentables acontecimiento de violencia desatados en la provincia de Islay, la mejor manera de resolver el conflicto de forma inmediata es que la empresa minera Southern Perú Copper Corporation desista definitivamente de la solicitud de aprobación del EIA que presentó ante el Ministerio de Energía y Minas (MEM) para la instalación del proyecto Tía María en la región, por el bienestar de la población y la defensa del Valle del Tambo.

 

¡FUERA  CRETINOS PARLAMENTARIOS DE LA LUCHA DE NUESTRO PUEBLO!

¡VIVA LA LUCHA DE NUESTRO PUEBLO Y SU JUSTA RESISTENCIA!

¡SERVIR AL PUEBLO DE TODO CORAZON!

comments