Mar 07 Abr 2015 22:43

5 DE ABRIL, DICTADURA DE FUJIMORI. NO FUE MAS QUE UN TIGRE DE PAPEL.

- 1619 hits - Sin voto - - - 22:43

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado
 

fujimori abril5

Por: CARLOS MERATY

El derrotero histórico de lucha y hegemonías en el país y nuestra sociedad,  siempre ha estado marcado por el costo y peso que tiene que asumir los sectores subalternos de la sociedad peruana. Con ellos principalmente la clase trabajadora y obrera,  sus jornadas de lucha por trasformar su sociedad que la oprime en todas las aristas de la cuestión social.

Hace alrededor de 21 años que la democracia incipiente e embrionaria fue carcomida aún más, hasta darle un sentido monstruoso, sin sentido de libertad de expresarse y pensar.

¡DISOLVER! Esa fue la palabra usada por el dictador Fujimori y toda su banda criminal vestidos de políticos y militares. Detrás de todo ello, secuestros, torturas y sangre derramada por todo aquel que tenía un sentido de criterio racional, por lo menos en defensa al respeto a los derechos humanos básicos, inscritos en la constitución política del país.

El asiático decidió por táctica política disolver el congreso de la república, y con esta manera  paralizar a todos las fuerzas políticas opuestas a su régimen. Pero como queda claro; el carácter de democracia que se vivía antes de disolver el congreso por el dictador Fujimori, era una democracia de tipo burgués, con sello de clase de la respectiva clase social nombrada.

Por tanto la acción política tomada por Fujimori y su fuerza política, fue en perspectiva de hegemonizar completamente el tejido social en los político, económico y cultural, llevando su dictadura más allá del simple echo del monopolio del poder o del gobierno. Para ello instrumentalizo eficazmente los medios de comunicación, los canales 2, 4 y 9 fueron los que buscaron generar una corriente de opinión a favor del golpe político dado por Fujimori.

Pero como toda acción conlleva una reacción, periodistas que se alineaban en contra del régimen, también fueron víctima de represión política-policial  para acallar sus voces. Gustavo Gorriti, el cual fue secuestrado y torturado el 5 de abril del 1992, este fue recluido-secuestrado en el sótano del pentagonito. Así como él, muchos otros fueron víctimas de atropellos y reclusiones.

Esto fue lo que se llamó gobierno de la “reconstrucción nacional” haciendo referencia evidentemente, al proceso que tiene que pasar toda nación involucrada en un conflicto armado interno, como lo sucedido en el país.  Basta decir que esto no fue el “gobierno “del dictador de Fujimori, sino fue un gobierno de la “destrucción nacional “. La creación de Servicio Inteligencia Nacional, se asemeja a los escuadrones de muerte que surgieron en países de Latinoamérica, en procesos de dictadura civil-militar, y como todos sabemos asesorados por el imperialismo Norteamericano.

La sociedad peruana pasaba por un proceso complejo y a la vez muy complicado, el levantamiento de los insurgentes del PCP y MRTA, fue tomado en este caso como un buen pretexto para el golpe dado por Fujimori y sus secuaces. A ella se suma la corrupción generaliza y la inconstitucionalidad de los órganos de gobierno como el poder legislativo,  judicial, la inoperancia del congreso, etc.  La “estrategia de pacificación “dichas por las propios labios de Fujimori, son darnos sin blanco y pura demagogia, que la tuvieron que cargar en sus hombros a al pueblo peruano principalmente.

Puesta en sitio esta situación se podría plantear lo siguiente, orientándonos con las enseñanzas de José Carlos Mariátegui:

(…)El experimento fascista, cualquiera que sea su duración, cualquiera que sea su desarrollo, aparece inevitablemente destinado a exasperar la crisis contemporánea, a minar las bases de la sociedad burguesa, a mantener la inquietud post-bélica. La democracia emplea contra la revolución proletaria las armas de su criticismo, su racionalismo, su escepticismo. Contra la revolución moviliza a la Inteligencia e invoca la Cultura. El fascismo, en cambio, al misticismo revolucionario opone un misticismo reaccionario y nacionalista. Mientras los críticos liberales de la revolución rusa condenan en nombre de la civilización el culto de la violencia, los capitanes del fascismo lo proclaman y lo predican como su propio culto ¡(…)

¡(…) El misticismo reaccionario y nacionalista, una vez instalado en el poder, no puede contentarse con el modesto oficio de conservar el orden capitalista. El orden capitalista es demo-liberal, es parlamentario, es reformista o transformista. Es, en el terreno económico o financiero, más o menos internacionalista. Es, sobre todo, un orden consustancial con la vieja política. ¿Y qué misticismo reaccionario o nacionalista no se amasa con un poco de odio o de retractación de la vieja política parlamentaria y democrática, acusada de abdicación o de debilidad ante la "demagogia socialista" y el "peligro comunista"? ¿No es éste, tal vez, uno de los más monótonos ritornellos de las derechas francesas, de las derechas alemanas, de todas las derechas? Por consiguiente, la reacción, arribada al poder, no se conforma con conservar; pretende rehacer. Puesto que reniega el presente, no puede conservarlo ni continuarlo: tiene que tratar de rehacer el pasado. El pasado que se condensa en estas normas: principio de autoridad, gobierno de una jerarquía, religión del Estado, etc. O sea las normas que la revolución burguesa y liberal desgarró y destruyó porque entrababan el desarrollo de la economía capitalista. Y acontece, por tanto que, mientras la reacción se limita a decretar el ostracismo de la Libertad y a reprimir la Revolución, la burguesía bate palmas; pero luego, cuando la reacción empieza a atacar los fundamentos de su poder y de su riqueza, la burguesía siente la necesidad urgente de licenciar a sus bizarros defensores ¡(…)

La escena contemporánea - BIOLOGIA DEL FASCISMO

La dictadura de Fujimori, entendida de forma científica y política, para comprenderlo en toda su magnitud hay que situarlo dentro de una acción política pos-bélica de conflicto armado interno. Como nos los enseña el amauta José Carlos Mariátegui. La tipificación de dictadura es cabalmente correcta y comprender la necesidad de estudiarlo partiendo de este hecho histórico.

El devenir y las secuelas de este proceso de dictadura, hay que dejarlo en función al desenvolvimiento de la lucha de clases en el país y el mundo. Pero sobre todo en la organización de los sectores populares. No dejar  de señalar la represión política de repliegue que vivió las organizaciones sociales de base y con ellos todas las personalidades democráticas que fueron visibilizadas por la política autoritaria de la dictadura Fujimontesinista.  Sin dejar de señalar las luchas heroicas encaminadas por la clase trabajadora y obrera en estas circunstancias difíciles.

¡“EL IMPERIALISMO ES UN TIGRE DE PAPEL”, AFIRMÓ ENTONCES MAO. Y POCO DESPUÉS, REITERÓ LA FRASE DURANTE UNA CONFERENCIA DE PRENSA: “¿NO FUE HITLER UN TIGRE DE PAPEL? ¿Y ACASO NO FUE DERRIBADO? EL ZAR DE RUSIA, EL EMPERADOR DE CHINA Y EL IMPERIALISMO JAPONÉS FUERON TIGRES DE PAPEL”!

comments