Vie 06 Mar 2015 15:25

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado
 

hugo chavez profesor

Por: Lic. Ruth Norah Oblitas

Actualmente la educación superior dejo de ser un derecho y se convirtió en un “privilegio”, la realidad ha demostrado que no existen garantías, ni condiciones mínimas para que todos aquellos facultados que quieran participar en la misma puedan acceder y concluir satisfactoriamente sus estudios superiores, ¿por qué afirmamos esto? porque  la educación ante todo es un hecho social y económico, es decir, la investigación e innovación científica y tecnología necesariamente se asientan en bases  económicas y sociales.

 No puede garantizarse educación superior de calidad, investigación e innovación científica tecnológica si no existe un adecuado soporte económico y peor aún si los participantes carecen de estabilidad económica, social y emocional. A esto tenemos que agregar que los gobiernos de turno de otros países, siguiendo la misma lógica neoliberal procedieron a reducir significativamente los presupuestos en educación repercutiendo negativamente en todo su andamiaje académico, administrativo, científico, técnico, etc. Como el caso de Chile  que intentó destruir la educación superior pública por medio de  su privatización.

Sin embargo también existen ciertos países que re asumen poco a poco la responsabilidad en educación, es el caso de gobiernos progresistas como Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Uruguay, Bolivia y otros.

Pero existe un problema, desgraciadamente esa prioridad por la educación se concentró solo en las “ciudades  capitales” o “grandes urbes” ¿qué paso con las áreas rurales? los cambios fueron mínimos y en casos extremos solo hubo retrocesos, por ejemplo; en varias comunidades alejadas de nuestro país los estudiantes aún deben improvisar piedras y tablones como asientos o pupitres, si es que tienen la suerte de contar con cuatro paredes y un techo para recibir educación, también sucede lo contrario, existe la infraestructura y los equipos necesarios para aprender pero son los educadores los que carecen de formación adecuada, si esa es la “educación primaria” que un Estado  ofrece  ¿qué podríamos esperar de la Educación Superior? Si se considera este y otros aspectos al final la diferencia con lógica neoliberal, es mínima, por lo que es imperioso que algunos estados puedan  re evaluar sus objetivos.

Por  tanto la educación y la investigación para el cambio social y el desarrollo será   consecuencia de lo que un Estado pueda ofrecer en materia de educación, desde lo más básico hasta lo superior.

Por: Lic. Ruth Norah Oblitas

LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Progresivamente los Estados y gobiernos evaden a esta prioritaria responsabilidad, en general mantienen o reducen los exiguos presupuestos en materia educativa. Esto a consecuencia del predominio y del neoliberalismo, cada vez son más las universidades, principales instituciones viabilizadoras de la educación superior, que comienzan a asumir mayores responsabilidades no solo de tipo académico e investigativo sino también económico, cultural y político, es decir, van más allá de lo que tradicionalmente asumían. Así se desarrolla y consolida la formación multidisciplinaria, sin embargo, aún hay dificultades para generar un pensamiento crítico y reflexivo en los estudiantes, esto porque durante los gobiernos neoliberales se pretendió imponer el pensamiento único burgués en contra de otras alternativas progresistas. No olvidemos que a pesar de estar viviendo en el siglo XXI aún existen varias universidades de Chile, Colombia y Perú que prohíben una formación pluralista  a través de ideologías marxistas.

Y que podemos decir de Bolivia?  Si bien existe libertad de pensamiento y opinión,  las universidades modificaron su currículo y lo adecuaron a los lineamentos neoliberales , los famosos pilares universitarios como la autonomía y participación estudiantil se degeneraron o han sido conculcados, por lo que buena parte de ellas obedecen intereses políticos que no necesariamente se orientan a su democratización, progreso y desarrollo.

Los principios, valores y normas morales que se imparten en las universidades son vivo reflejo de la sociedad capitalista y sus pilares económicos, sociales, jurídicos, ideológicos y políticos, por tanto necesariamente será su conciencia. No puede pedirse valores de justicia,  solidaridad, honestidad, esfuerzo, etc., cuando a diario vemos todo lo contrario en quienes precisamente se hacen cargo de nuestra sociedad y sus instituciones públicas o privadas.

Y cuál es el resultado? La instrucción que se imparte en las aulas es deplorable, consiste principalmente en llenar la cabeza de los estudiantes por lo que muchas de estas casas de estudio se han convertido en “mataderos de la mente” como diría Jan Comenius, pedagogo del siglo XVII.

Recordemos que a formación no solo debe centrarse en la mente, sino en  la persona como un todo, lo que incluiría la instrucción moral y espiritual por lo que se hace necesario una verdadera una reforma educativa.

comments