Lun 29 Dic 2014 03:00

LA DINCOTE Y URRESTI: “carajo, déjenme que yo sé lo que hago”

- 1713 hits - Sin voto - - - 03:00 -

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado Inicio desactivado
 

dircote

por: Carlos Meraty

LA HIPOCRESÍA Y LA INMORALIDAD DE LOS TÍTERES DE LA BURGUESÍA

El contexto político peruano y la reaccionarizacion del gobierno del “cosito” Humala, como fiel defensor y continuador de las políticas neoliberales emanadas por el Fondo Monetario Internacional y por el Imperialismo Norteamericano principalmente. Sus ataques  contra el movimiento popular y el pueblo en general; no solo se sitúan en el plano económico mediante los denominados “paquetazos”, afectando a los diversos estratos generacionales. Este último paquetazo como es el nuevo régimen laboral juvenil, afecta a la juventud trabajadora del Perú y los hijos del pueblo. Sino que sus ataques de  gobierno fascista que  ha devenido, también van en el plano cultural y  artístico, por tanto también político. Un acto más de represión y ataque desesperado de la ultra derecha del Perú, contra  un grupo de artistas  e intelectuales que solo ejerce su derecho a expresar sus sentimientos y pensares en obras y pinturas artísticas.

El derecho a la libertad de expresión y opinión que todo ciudadano tiene según la constitución peruana del país, está siendo vulnerado sistemáticamente en nuestro territorio. Hay que entender esto dentro de lo  que  el magistral V.I. LENIN nos dejó como legado con el fin de aplicarlo. No existe democracia en abstracto sino en concreto, no existe democracia como idea general sin tener en cuenta la división en clases sociales. Por tanto queda claro que la democracia lleva un sello de clase, los derechos que se mantiene hasta hoy tipificados y sobre puestos en la opinión pública por la Revolución Francesa, llevada adelante por la burguesía avanzada de la época. Estos derechos, incluidos los de la libertad de expresarse y opinar, se cumplen y se respeta tan solo para la clase dominante – la burguesía, mas no para el proletariado y para todo aquel que critique el statu quo, para todos aquellos que deseamos cambiar este régimen de explotación y opresión.

 El atropello que han sido victima estos artistas populares se enmarca dentro de las protestas de los jóvenes del país viene realizando en contra del vil y abusiva ley de régimen laboral. Como no es novedad levantad el cuco del MOVADEF para crear cortinas de humo y distraer la opinión publica de los sectores subalternos. Y para poner la cereza a la torta hipócrita del gobierno, el Gran Capitán y Ministro Uresti se galardona como el defensor de la democracia, mientras que por otro lado golpea, reprime y golpea a los jóvenes que buscan defender su futura estabilidad laboral. De que consecuencia está actuando si este mismo ministro, es uno de los autores intelectuales de la muerte del periodista  Hugo Bustios de Caretas y quien sabe de cuantos muertos más.

URRESTI

 

Apología al terrorismo señalan, entonces por qué no cierran el museo de la DINCOTE (policía-política) que cuenta con objetos del movimiento político denominado “Sendero Luminoso” , donde se muestran pinturas y cuadros en referencia a los que Sendero Luminoso denominaba su “guerra popular ”.  Esto nos da cuenta de lo intencionado y malicioso de este actuar mediocre y oportunista de este ministro, que no nos sorprenda que luego lo veamos postulando un cargo estatal en las próximas elecciones.

¡POR EL RESPETO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y PENSAMIENTO!El bravucón de Uresti dice: “carajo, déjenme que yo sé lo que hago”, expresa la prepotencia y el autoritarismo de este ministro. Y que no hay más que escribir ante ello, saquen ustedes sus conclusiones.

¡VIVA EL ARTE AL SERVICIO DE LA TRASFORMACIÓN DE LA SOCIEDAD!

¡SERVIR AL PUEBLO DE TODO CORAZÓN!

¡PRIMEROS EN SACRIFICIO, ÚLTIMOS EN EL  BENEFICIO!

comments