Vie 08 Mar 2013 10:31

ENTREVISTA A SYBILA ARREDONDO VIUDA DE JOSÉ MARÍA ARGUEDAS

- 13520 hits - 5/5 de 2 usuario(s) - - - 10:31

Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado
 

Sybila Arredondo

 

por: Dr. Alex Chaman

 

  

En circunstancias en que se desata la ignominiosa persecución contra las organizaciones sociales y políticas peruanas que asumen posturas genuinamente revolucionarias, progresistas y demócratas, particularmente contra el Movimiento Por Amnistía y Derechos Fundamentales (MOVADEF), y se intensifica la campaña de desprestigio contra las mismas, consideramos muy necesario unir fuerzas en aras de trabajar arduamente por los intereses de la nación, sociedad y principalmente pueblo peruano. En ese horizonte se desenvuelve un conjunto de actividades, entre las que destacamos la labor periodística al servicio no sólo de la objetividad científica sino principalmente de los sagrados  intereses populares. El periodismo científico, ante todo, debe enmarcarse en la verdad y orientarse a pilares democráticos, populares, nacionales y antimperialistas. ¿Por qué? Porque la misma sociedad actual –capitalista e imperialista- escindida en clases sociales con sus respectivas implicancias así lo exige. No soslayemos jamás la lucha de clases (económica, ideológica y política) y su incidencia en la estructura económica y superestructura jurídica, ideológica (diferentes manifestaciones en la conciencia social) y política.

 

Hoy por hoy el periodismo en general –al servicio de las clases sociales explotadoras y opresoras- ha devenido en un efectivo instrumento de desinformación, manipulación y adormecimiento contra las masas populares y público en general. Los llamados mass medias desencadenan premeditada, alevosa y ponzoñosamente una infobasura por doquier, la misma que es diseñada y puesta en marcha las 24 horas del día. Esto es un poderoso instrumento de las potencias imperialistas y capitalistas, así como de las clases sociales dominantes en función de mantener el injusto statu quo o el caduco orden establecido. Pues bien la Revista Perspectiva Internacional, en tanto medio alternativo, popular y progresista se identifica plenamente con el periodismo de nuevo tipo y como tal mancomuna fuerzas no sólo por viabilizarlo valiéndose de la ciencia, es decir del conocimiento científico sino también de la tecnología; ambas gigantescas fuerzas creadas por las masas populares –hacedoras de la historia- y sus mejores elementos. En suma www.perspectivainternacional.net se guía por principios ideológicos, políticos y sociales universales que sirven al progreso y bienestar de la humanidad y como tal asume férreamente el compromiso de ¡Servir al pueblo de todo corazón! Y ¡Con desinterés absoluto!

 

En el marco anterior también se propuso concretizar un significativo trabajo consistente en entrevistar a un importante personaje como Sybila Arredondo viuda de Arguedas y no sólo por haber sido compañera de uno de los más grandes escritores populares que haya parido el pueblo peruano sino también por su enorme amor a las causas populares y compromiso con sus objetivos históricos. ¿Y quién es pues Sybila Arredondo viuda de Arguedas? De nacionalidad chilena pero de indomable espíritu latinoamericano se estableció en el Perú y, posteriormente, se unió en matrimonio con José María Arguedas. Durante el tiempo de convivencia con el notable escritor de “El Sexto” también se nutrió de frustraciones y vilipendios, angustias y laceraciones, sueños y aspiraciones, así como entusiasmo y esperanza, pero principalmente de sensibilidad y solidaridad que se fructificó en compromiso social. Estas premisas no sólo se constituyeron en baluartes de Arguedas sino también de su compañera Sybila, por cierto que trastocaron sus almas que a la postre se manifestarían en hechos concretos. A la muerte física de Arguedas prontamente su viuda fue a trabajar y vivir a la serranía peruana con el objetivo de hacerse cargo de las publicaciones de él. Posteriormente, también se ocupó de las Obras Completas de José María Arguedas. Desde un primer momento Sybila –de posturas humanistas y progresistas- se comprometió con el pueblo, o sea con los explotados y oprimidos, eso explica el por qué de sus posiciones de izquierda, el por qué de ser parte de la intelectualidad de izquierda, el por qué de su relación con José María Arguedas quien además de ser del pueblo profundo bebió del mismo y encarnó como muy pocos sus hondos sufrimientos que lo martirizó y devoró hasta su último aliento de vida. Pero Arguedas, a diferencia de la mayor parte de plumíferos que se venden al sistema y mercenarizan su intelecto y pluma por un “plato de lentejas”, multiplicó sus fuerzas y las puso al servicio de las masas populares peruanas, principalmente del campesinado y aborígenes, aunque debemos dejar muy en claro que también tuvo muy en cuenta al proletariado y pequeña burguesía peruana. Arguedas fue infatigable bebedor de los planteamientos marxistas-leninistas enarbolados, defendidos y aplicados por el maestro José Carlos Mariátegui. Planteamos lo anterior porque es ese precisamente el contexto en el que Sybila se desenvolvió. A eso tendríamos que agregar la aguda lucha de clases en el Perú y el mundo y, lógicamente, su marcada influencia en las clases sociales y los miembros de cada una de ellas.

 

Sabido es que en mayo de 1980 el Partido Comunista del Perú (PCP) –también conocido como Sendero Luminoso- inició la lucha armada en abierta declaración de guerra al injusto orden social peruano que privilegia a los grupos de poder económico y los intereses imperialistas en desmedro del pueblo peruano sumido en hambre y miseria. Esa guerra interna –catalogada como justa en tanto procuraba forjar una sociedad correcta y digna- llegó a su máxima expresión en 1992 cuando se alcanzó el equilibrio estratégico, es decir una especie de empate político-militar entre las fuerzas del PCP y el Estado peruano. Se sabe que poco tiempo después su dirección planteo una serie de cuestiones políticas que se enmarcan en la “Nueva Gran Decisión y Definición” y que en la actualidad se expresa como “Solución política a los problemas derivados de la guerra interna”.

 

Las tormentosas décadas de lucha de clases, especialmente de los setenta y ochenta y noventa- gravitaron en la formación de una nueva conciencia y compromiso no sólo social sino también político en los mejores hijos del pueblo peruano. En otras palabras, esas décadas se constituyeron en la fragua de los futuros revolucionarios, luchadores sociales, etc. Sybila no estuvo distante de las mismas en tanto asumió compromisos no sólo teóricos sino también prácticos con el pueblo de Arguedas. El amor al escritor peruano trascendió la muerte y se reencarno en las masas escarnecidas por las que se desvivió Arguedas.

 

Sybila fue detenida en el primer gobierno mafioso del partido aprista a la cabeza del siniestro Alan García Pérez. En su injusta detención sufrió torturas, principalmente psicológicas, y se le acusó de transportar explosivos. Privada de libertad fue encarcelada casi por un año. A decir de algunas presas políticas, Sybila aprendió mucho de las llamadas Luminosas Trincheras de Combate, puesto que en las cárceles peruanas los prisioneros de guerra y presos políticos se forjaban como hombres y mujeres de nuevo tipo. A nivel internacional muchas organizaciones revolucionarias las reconocieron como “Universidades para forjar revolucionari@s”. Una vez en libertad Sybila retomó sus actividades intelectuales, sin embargo el gobierno de turno prosiguió con su hostigamiento sobre ella hasta volverla a detener y encarcelar en mayo de 1987. Los hechos demuestran que para el Estado peruano y sus instituciones trabajar las Obras Completas de José María Arguedas fueron un acto de “terrorismo”. Eso explica la persecución a la viuda de Arguedas. ¿Será que el mensaje de la literatura comprometida de Arguedas también haya sido caracterizada como “subversiva” o “terrorista”? ¿Por qué oponerse a las denuncias sociales de Arguedas contra la sociedad semifeudal y semicolonial de aquel entonces? ¿Por qué pretender silenciar las formidables conclusiones sociales y políticas de Arguedas contra una injusta sociedad  y feroz Estado que al igual que en la Colonia se expoliaba al campesinado y grupos aborígenes sometiéndolos a miserables condiciones humanas?

 

A principios de los 90 fue nuevamente detenida, torturada y encarcelada por los aparatos represivos del Estado peruano. ¿Su delito? Colaborar con el PCP. El funesto  gobierno fujimontesinista hizo lo propio con Sybila y fueron los fascistas “Jueces sin rostro” quienes la condenaron a 15 años más de encarcelamiento. Prontamente la solidaridad nacional e internacional se hizo sentir ante el avasallamiento contra la viuda de Arguedas quien vivió en carne propia las prácticas casi nazistas del régimen carcelario peruano. El Estado de derecho, el derecho a la defensa y muchos otros inalienables aspectos fundamentales fueron violentados por el proimperialista gobierno de turno. Sybila también experimentó los excesos jurídicos peruano cuyo objetivo central fue deshumanizar a los confinados y convertirlos “muertos en vida”, cuestión que fracaso rotundamente por el desmedido temple e inquebrantable moral comunista de los revolucionarios. Las libertades básicas de los sectores sociales más vulnerables fueron violentadas sistemáticamente generando condiciones para detenciones arbitrarias, torturas psicológicas y físicas, sometimiento a juicios negando el debido proceso y derecho a la defensa, encarcelamiento con todo tipo de restricciones, sentencias condenatorias cargadas de odio y venganza para recluir a cadena perpetua a gente que simplemente fue sindicada por un reptante arrepentido. Este contexto lo vivió Sybila y, sin duda, eso potenció su espíritu irreverente y de claro compromiso con los ideales de justicia y dignidad verdaderas.

 

De Bolivia a Chile

Salimos de la hermosa Bolivia rumbo a la hermana república de Chile. Atravesamos el esplendoroso altiplano boliviano para llegar al puesto fronterizo con Chile –Tambo Quemado y Chungara-. Apreciamos la majestuosidad de la naturaleza de Oruro- Bolivia y Arica-Chile (y pensar que en una injusta guerra, patrocinada por el imperialismo inglés en contubernio con las oligarquías de aquel entonces, se despojó del territorio peruano a Arica e Iquique en tanto a Bolivia de Antofagasta –y otras regiones- que vomita cobre a montones y que son el sostén de la economía chilena).

 

En Santiago de Chile, esplendida con la modernidad encima pero extremadamente consumista y desigual socialmente, nos contactamos con algunas apreciadas amistades a quienes saludamos afectuosamente. El buen compañero César, bravío ante el enemigo de clase como pocos, nos colabora en ubicar y persuadir a Sybila para que nos colabore con una entrevista para Perspectiva Internacional. Pos estos meses el calor en Santiago es agobiador y buena parte de su población suele viajar a veranear a ciudades como Valparaiso y Viña del Mar. Lo propio hacen muchos turistas de Argentina, Brasil y otras latitudes. Un importante número de estudiantes universitarios aprovecha las vacaciones para trabajar de mil formas y ahorrar lo que puedan pues desde marzo deben retornar a las aulas universitarias y deben pagar aranceles mensuales de casi 450 dólares, puesto que en el país de los aborígenes mapuches, de Allende y Víctor Jara la educación superior desde el gobierno genocida de Pinochet dejó de ser un derecho para convertirse en un privilegio o como lo sostuvo su actual presidente, que niega al pueblo boliviano el justo derecho de acceso soberano al mar, la “educación es un bien de consumo”, es decir, en términos marxistas, es un valor de cambio que se vende como cualquier otra mercancía. Eso explica porque en este país la lucha por la educación de calidad, pública y gratuita sigue siendo una de las principales banderas de lucha del pueblo chileno, particularmente de los jóvenes.

 

En un hermoso, sencillo y acogedor departamento ubicado en el centro de Santiago nos encontramos con el amigo César y nuestra entrevistada Sybila, mujer tierna y humilde que irradia entusiasmo y optimismo. Ella, sin duda, es de las mujeres que conjugan lo que bien decía José Valdivia Dominguez más conocido como “Jovaldo” –poeta revolucionario peruano torturado, encarcelado y asesinado en el genocidio de El Frontón- cuando sostenía que “no es hermosa la mujer porque luzca plata y oro sino es hermosa porque son de oro sus ansias de luchar y vencer”. Efectivamente, eso es lo que sintetiza Sybila; hija de una poeta, literata, progresista y ex miss Chile como lo fue su madre Matilde Ladrón de Guevara quien en vida batalló incansablemente por la libertad de su hija.

 

Preparamos nuestro trípode, cámara y otros accesorios para iniciar la entrevista. Sybila se acomoda a tiempo de tomar agua pura muy recomendada por los problemas de salud que enfrenta. Mi persona termina de probar un sorbo del agradable té ofrecido por la anfitriona. El clima es caluroso no sólo por la temperatura elevada sino por las energías entusiastas de los ahí reunidos.

 

¡Empezamos la entrevista! Estoy afónica y no me siento del todo bien, refiere nuestra entrevistada. Ciertamente los años pasan la factura al ser humano y Sybila no escapa de esa ley biológica, pero Sybila es de aquellas mujeres batalladoras que se sobrepone a la adversidad y pone por delante aquello que beneficia a los demás. Eso explica el por qué accedió a la entrevista pese a no encontrarse lo suficientemente bien de salud. Con un atuendo sencillo pero hermoso se acomoda y nos dice: ¡Hagamos la entrevista ya! Comenzamos con las preguntas y a lo largo de la misma notamos sus esfuerzos por lo que nos vemos obligados a hacer varias pausas. César, atinado como de costumbre, aporta con algunas preguntas. Distinguimos que al mencionar al Perú, a José María Arguedas, a las luchas del pueblo peruano y la criminalización de las mismas por el Estado y sus instituciones, a los presos políticos –mujeres y varones-, al trabajo democrático del MOVADEF , a los afanes de judicializar y encarcelar las ideas y opiniones en el Perú Sybila se emociona, se entristece y se indigna. Son reacciones naturales de una mujer que dejó mucho de su vida por el Perú de Arguedas, Vallejo, Mariátegui, Encinas. Son expresiones de una intelectual de izquierda y luchadora social que al mostrar compromiso social fue sujeta de persecución, tortura, encarcelamiento y desprestigio. En suma Sybila como ejemplar hija de nuestros pueblos es una mujer internacionalista y no porque esté residiendo en Francia -como ciudadana francesa- sino por su trayectoria de la mano en la lucha y esperanza de nuestros pueblos.

 

Sin más preámbulo obsequiamos a ustedes esta invaluable entrevista y agradecemos a Perspectiva Internacional por haber depositado la correspondiente confianza y tamaña responsabilidad en este humilde servidor.

Atentamente,

 

Dr. Alex A. Chamán Portugal

DOCENTE UNIVERSITARIO

REPORTERO Y EDITOR DE PERSPECTIVA INTERNACIONAL

 

VIDEO

comments